Rendimiento:
4 porciones
Recetas al horno Destacadas Repostería

El mejor pan de muerto que habrás probado, no te lo puedes perder

- Por

Ya que se acercan las celebraciones de día de muertos en México, les traemos esta increíble receta de el mejor pan de muerto que jamás han probado. Tiene un sabor exquisito y suave, una textura esponjosa.

Debes intentar esta receta con ingredientes naturales, no tiene comparación con los que podrías comprar en la tienda.

Anímate a hacer el mejor pan de muerto que será la envidia de todos en estas festividades.

Durante las festividades de día de muertos, todos los detalles evocan los recuerdos, los olores y sabores ancestrales de México. Es una de las festividades más especiales y peculiares de latinoamérica y se ha hecho muy popular por muchas razones.

El mejor pan de muerto que habrás probado, no te lo puedes perder

el mejor pan de muerto

Fuente

Puede llegar a ser una labor ardua e intimidante, pero si sigues bien los pasos, te irá de maravilla.

Lo más recomendado es preparar la masa la noche previa, para dejar reposando la masa el tiempo necesario y que la espera no se haga tan larga.

En lugares con clima frío también se recomienda mantener la casa en una temperatura templada, para no alargar el proceso.

Cuando la masa esté terminada, quedará con un consistencia algo pegajosa, esto es completamente normal. Después de que la masa repose una primera vez, se pondrá más consistente y será fácil de amasar nuevamente.

Para lograr el mejor pan de muerto, la tradición dicta que lleve esencia de anís o agua de azahar para su singular aroma y sabor.

También es una excelente opción usar vainilla mexicana; le aporta un sabor delicioso también.

Puedes escoger la esencia que prefieras.

Para barnizar y azucarar el mejor pan de muerto existen varios métodos. Barnizar antes del horneado o después. Igualmente se explicará en detalle más adelante.

Vayamos de inmediato a los ingredientes.

Ingredientes para el mejor pan de muerto

  • 1 cucharada de levadura (12 gr)
  • 1/2 cucharadita de azúcar (para fermentar la levadura)
  • 1/4 taza de agua tibia
  • 5 tazas de harina (650 gr)
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 2/3 taza de leche condensada (1/2 lata)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 3/4 taza de azúcar (150 gr) y más para espolvorear
  • 2 barras menos 1 cucharada de mantequilla (200 gr) a temperatura ambiente

Para el barnizado y azucarado

Método 1 (antes de hornear)

  • 1 huevo batido
  • azúcar al gusto

Método 2 (después de hornear)

  • 1/4 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
  • el jugo de medio limón
  • azúcar al gusto

Método 3 (después de hornear)

  • 4 cucharadas de mantequilla derretida (tibia, no caliente)
  • azúcar al gusto

Cómo preparar el mejor pan de muerto

  • Disuelve la levadura junto con la 1/2 cucharadita de azúcar en el agua tibia y deja reposar 5 minutos o hasta que fermente.
  • En la batidora con el aditamento de gancho, coloca la harina, los huevos, la leche condensada, la sal, la vainilla y la levadura y comienza a batir a velocidad baja hasta que la mezcla vaya tomando cuerpo. Si lo haces a mano, simplemente haz una fuente con la harina y agrega ahí el resto de los ingredientes poco a poco y comienza a mezclar.
  • Poco a poco y sin dejar de batir, ve añadiendo la mantequilla en trozos pequeños alternando con el azúcar. Bate la mezcla de 10 a 15 minutos, hasta que la mantequilla se haya incorporado completamente. La masa queda con un aspecto pegajoso, pero si juntas la masa en una bola en el centro de la batidora debe mantener su forma sin desparramarse hacia los lados.
  • Engrasa un tazón grande y deja reposar ahí la masa, cubierta con plástico o tela, de 3 a 4 horas o hasta que doble su tamaño. Puede tomar más de 4 horas si la temperatura de tu casa es muy baja.
  • Ya que la masa haya doblado su tamaño, amasa ligeramente y divide la masa en 5 partes iguales. Puedes ayudarte de una báscula para esto.
  • Separa una quinta parte y endurécela un poco añadiendo más harina y reserva.
  • Con las otras 4 partes, forma las bolas para pan muy compactas y colócalas en charolas previamente engrasadas y déjalas reposar por 30 minutos más. Notarás que se expanden un poco y pierden su tersura.
  • Mientras dejas reposar las bolas, con la quinta parte de masa que te sobra, ve formando los “huesitos” y bolitas que irán en cada pan . Déjalas reposar por unos 10 o 15 minutos.
  • Ya que las bolas de masa y los huesitos hayan reposado lo suficiente, barniza los panes con un poco de agua para que sirva como pegamento y forma los panes colocando los huesitos y bolitas sobre cada bola de masa. Deja reposar por 2 horas más.
  • Ya que hayan reposado los panes y hayan aumentado en tamaño, barnízalos con el huevo batido usando una pequeña brocha y espolvorea con azúcar al gusto. Esto si deseas usar el método 1, de lo contrario, mételos al horno.
  • Hornea a 180° C (350° F) por 18-20 minutos *Si usas charola de teflón oscura, tomarán como 15 minutos solamente. (Ver actualización más abajo)
  • Si barnizarás los panes después de hornear usando el método 2, prepara un jarabe hirviendo el agua con el azúcar. Cuando hierva, retira del fuego y añade el jugo de limón, deja enfriar y reserva para cuando estén listos los panes.
  • Cuando salgan los panes, déjalos enfriar por unos 10 minutos y después, usando una pequeña brocha, barnízalos con el jarabe (o con la mantequilla derretida si usas el método 3)  y espolvorea con azúcar al gusto.

Utiliza siempre una sola bandeja en el horno y que sea la de en medio, si necesitas hornear más de una vez, es mejor que poner todos los panes en bandejas diferentes ya que se queman o quedan crudos.

Con qué acompañar el mejor pan de muerto