Preparación:
1H
Rendimiento:
6 Porciones
Recetas con queso

Papas gratinadas sin horno que están como para chuparse los dedos

- Por

Esta receta de papas gratinadas sin horno son uno de esos platillos que vale la pena probar y compartir. Las papas son un ingrediente muy valorado en todas las cocinas del mundo, y si las juntamos con el queso, se convierten en una combinación irresistible. Yo creo que todos en algún momento de nuestra vida hemos probado unas deliciosas papas gratinadas, sin embargo, a veces nos cortamos a la hora de ponerlas en práctica porque no tenemos horno. La buena noticia es que ya podrás hacerlas en casa, porque con esta receta de papas gratinadas sin horno, te van a quedar perfectas.

Papas gratinadas sin horno que están como para chuparse los dedos

Papas gratinadas sin horno

Ingredientes:

  • 1 Kilo de papas
  • 1 Taza de espinacas picadas
  • 1/2 Cebolla finamente picada
  • Cebollín finamente picado
  • 1 Taza de leche
  • 1/2 Taza de crema de leche
  • 1 Cucharada de mantequilla
  • 1 Taza de Mozzarella en cubos
  • 1 Taza de parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer papas gratinadas sin horno:

  1. Llenamos una olla de agua, echamos las papas y dejamos hervir hasta que estén blandas.
  2. Cuando estén listas las papas, las cortamos en cubos o hacemos un puré con ellas. Todo depende de la textura que deseamos para nuestras papas. Reservamos.
  3. Echamos un chorrito de aceite de oliva en un sartén, llevamos al fuego  sofreímos la cebolla finamente picada. Cuando esté tierna, añadimos las espinacas y revolvemos por 2 minutos.
  4. En este punto añadimos las papas picadas en cubos o en puré, y revolvemos hasta integrar perfectamente. Bajamos el fuego, agregamos la cucharada de mantequilla, la leche, la crema de leche y el mozzarella. Revolvemos hasta que el queso esté fundido e integrado a las papas.
  5. Para finalizar, salpimentamos y espolvoreamos el parmesano rallado. Tapamos, y dejamos en el fuego hasta que el queso esté totalmente fundido. ¡Y listo! Servimos caliente y espolvoreamos con cebollín.

Espero que te animes a probar estas deliciosas papas gratinadas sin horno. Estoy segura de que tu familia te lo agradecerá.

Con qué acompañar papas gratinadas sin horno: