Recetas con verduras

Suculenta crema de tomates frescos con albahaca

- Por

Una de las combinaciones más deliciosas que he probado es la acidez del tomate con el dulzor y exclusivo sabor de la albahaca, esta crema de tomates frescos con albahaca es ideal para saciarse con tan magnífico sabor.

Crema de tomates frescos con albahaca

¿Por qué la albahaca es tan importante en la gastronomía? La albahaca se utiliza como condimento y aromatizante en muchos países. El sabor de las hojas frescas recuerda al del clavo, mientras que el de las secas se parece más al del curry. A su vez, las hojas pueden emplearse enteras o partidas.

Se utilizan como condimento para dar sabor a las ensaladas y a las pastas y pizzas típicas de la cocina italiana. Aromatizan también los pescados y asados a base de carne, salsas, croquetas, albóndigas, e incluso patés vegetales. En Inglaterra también es común emplear albahaca en la elaboración de salchichas.

Se debe utilizar siempre con moderación y añadirla solo al final de la preparación, ya que con el cocinado aumenta su sabor.

Esta hierba también se incluye como ingrediente en la preparación de diversas y variadas salsas, como la salsa de tomate y la salsa al pesto.

Además, es bastante frecuente utilizar la albahaca mezclada con otros condimentos o especias. Su sabor se potencia mezclando las hojas con ajo, y también se suele utilizar junto con el tomillo.

Algunos de los beneficios de consumirla es que fortalece el sistema inmunológico, es un poderoso anti-estrés, fortalece la visión, ayuda a la digestión y actúa como relajante muscular y antiinflamatorio. Por otro lado contribuye al correcto funcionamiento de los riñones y combate el acné debido a sus propiedades antiinflamatorias. Como además es antioxidante, el aspecto de la piel mejora y rejuvenece.

Por supuesto, nuestra hierba protagonista de hoy es la albahaca que aromatiza de forma espectacular la crema de tomate.

crema de tomate

Ingredientes

  • 1 kg de tomates maduros frescos
  • 2 puerros
  • 1 trozo pequeño de apio
  • 4 dientes de ajo
  • perejil y tomillo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 150 gr de crema de leche
  • 1 rama de albahaca
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 2 litros de fondo blanco
  • sal y pimienta

Paso a paso

1. Saltear el puerro, el ajo y el apio en aceite de oliva. Agregar el tomate partido en trozos, el tomillo y el perejil.

2. Tapar el recipiente y cocer por 5 minutos. Agregar el azúcar, la sal, la pimienta el fondo blanco. Cocer a fuego lento por 30 minutos.

3. Pasar la sopa por el pasapuré, rectificar la sazón y echarle la rama de albahaca. Hervir por 5 minutos.

4. Retirar la albahaca, agregar la leche batida, mezclar bien y servir con unas hojas de albahaca fresca.

Fondo Blanco:

Es el líquido que se logra cociendo lentamente la carne y hueso o bien espinas, recortes y cabezas de pescado en agua, con hierbas, verduras y condimentos. Cuando se ha extraído todo el sabor y valor alimenticio de los ingredientes, se cuela el líquido y se reduce o concentra.

El camino fácil  para obtener un fondo son los cubitos concentrados de sabor a gallina, costilla o pescado, sin embargo en este caso fácil no es sinónimo de bueno. El fondo hecho con anterioridad le aporta un sabor espectacular, único además evitas los conservantes que incluyen estos cubitos.

La crema de tomate con albahaca se disfruta en diferentes momentos del día, para una cena especial o un aperitivo inigualable.

Déjate te seducir por todas nuestras recetas variadas y deliciosas para cualquier momento del día:

Macarrones con salsa de tomate, anchoas y aceitunas negras

Espagueti con crema de leche una cena rápida y muy deliciosa

Tarta de duraznos con crema de queso y frutos del bosque

Wraps de ensalada de pollo, una excusa para comer muchas verduras