Preparación:
30 min
Rendimiento:
2 porciones
recetas postres Recetas al horno

Estas manzanas Hasselback te sacarán de órbita. ¡No dejes de hacerla!

- Por

Estas manzanas Hasselback son el postre más reconfortante que podrás darle a tu familia. Su sabor es de otro mundo, y nos trae a la memoria esas famosas patatas de las cuales adquiere su nombre.

Reinventando un clásico; llega un postre muy versátil, económico y fácil de hacer. Podrás quedar cómo una estrella de la cocina en cualquier evento.

Te advierto, los halagos serán muchos. Y es que realmente es una obra de arte: La firmeza de las dulces manzanas que se abren frente a ti como un abanico, esto permite que cada rebanada este repleta de canela y azúcar. Lo que le da ese toque cálido a nuestro postre.

Podemos aprovechar y terminar con broche de oro sirviendo nuestra creación con una bola de helado de vainilla.

Si te encantan las manzanas asadas o cualquier tipo de manzana cocida, seguramente te encantarán estás manzanas Hasselback, son perfectas para cualquier momento, desde cualquier día de semana, hasta una cena importante.

Para este postre necesitamos escoger cuidadosamente las manzanas. En latinoamérica, dentro del común de los hogares, se conoce básicamente las manzanas rojas y verdes. Pero también existen otros tipos de manzana con los que podemos experimentar, la Pink Lady es perfecta para nuestro postre, pero también puedes intentar con la manzana verde o buscar por ti misma en un mercado campesino o una plaza muy abundante.

Lo importante es que la manzana que escojamos resista la cocción de nuestras manzanas Hasselback, cuánto más grandes las manzanas, mejor será a la hora de cortarlas en rodajas Hasselback.

Finalmente es eso lo que destaca de nuestro postre, la forma característica de las patatas Hasselback. Se obtiene cortando la parte superior de las manzanas en rodajas que no llegan hasta la mitad de la manzana, con el fin de darle a la manzana el efecto de abanico que se expande después de la cocción.

Las rodajas no deben ser muy delgadas, podrían pegarse unas a otras y perderíamos el efecto abanico.

Estas manzanas Hasselback te sacarán de órbita. ¡No dejes de hacerla!

manzanas Hasselback

Fuente

Ingredientes para hacer manzanas Hasselback

Los ingredientes

  • cucharadasmantequilla sin sal
  • cucharadasazúcar moreno envasado
  • 3/4 cucharaditacanela molida
  • 2Manzanas grandes y firmes, como Honey Crisp o Pink Lady
  • cucharadaharina para todo uso
  • cucharadacopos de avena
  • sal
  • Spray para cocinar
  • Helado y salsa de caramelo, para servir (opcional).

Equipo

  • Cuchillo
  • Cucharas medidoras
  • Sartén pequeña (opcional)
  • Cuencos pequeños
  • Pelador de verduras
  • Brocha de pastelería
  • Pequeño plato para hornear
  • Papel de aluminio

Cómo hacer manzanas Hasselback

  1. Prepara una parrilla en la parte media del horno y precalienta a 200° C
  2.  Derretir 1 cucharada de la mantequilla y dejar enfriar. Agregue 1 cucharada de azúcar morena y 1/2 cucharadita de canela y revuelva para combinar; dejar de lado.
  3. Pelar las manzanas, luego cortar cada una por la mitad a través del tallo. Use una cuchara o sacabolas de melón para quitar los núcleos de manzana.
  4. Coloque las manzanas cortadas hacia abajo en una tabla para cortar. Corte rebanadas paralelas en la manzana, separadas por 1/4 de pulgada, deteniéndose justo antes de cortar a través de la parte inferior. (Esto mantiene las rodajas conectadas en la parte inferior de la manzana.)
  5.  Cepille la mezcla de mantequilla reservada sobre la parte superior de las manzanas y entre las rodajas.
  6. Cubra un plato pequeño para hornear con aceite en aerosol. Coloque las manzanas en el plato para hornear, con el lado plano hacia abajo. Cubra con papel aluminio y hornee por 20 minutos. Mientras tanto, preparar el streusel.
  7.  Cortar las 2 cucharadas de mantequilla restantes en cubos. Coloque en un tazón pequeño y agregue las 2 cucharadas restantes de azúcar moreno, 1/4 cucharadita restante de canela, harina, avena y una pizca de sal. Use sus dedos o un tenedor para mezclar los ingredientes.
  8. Una vez que las manzanas hayan terminado de hornear, retire la fuente para hornear del horno y destape. Use un tenedor para rociar con cuidado el streusel sobre la parte superior de las manzanas, trabajando el streusel entre las rodajas también.
  9. Eleve la temperatura del horno a 218° C y coloque la fuente para que se hornee nuevamente; sin tapar por unos 15 minutos más.
  10. Retire la fuente de horno del horno. Enfriar las manzanas durante unos 5 minutos antes de servir. Cubra con helado y salsa de caramelo si lo desea.

Las sobras se pueden almacenar en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por 4 días.

Con qué acompañar las manzanas Hasselback